Buscar
  • Camaloft

Las características más importantes de los colchones

Actualizado: 20 ene

A la hora de elegir un colchón hay que tener en cuenta qué características te van a venir mejor según tu cuerpo y tu forma de dormir. Aquí te explicaremos algunos conceptos a tener en cuenta.


Lo más importante de un colchon es el núcleo, que es lo que nos va a sostener y lo que va a determinar que el colchón dure más o menos tiempo. Hay varios núcleos, pero vamos a hablar de 2 tipos: el Núcleo de espuma y HR; y el Núcleo de muelles. Dentro del núcleo de espuma nos encontramos con el tema de la densidad, en la que se puede diferenciar entre el HR (alta resiliencia), que son núcleos de espuma superior o igual a 30 kg/ m³. Este núcleo permite una mayor durabilidad en el colchón ya que permite aguantar mas peso encima, a mayor densidad mayor peso resistirá. En los núcleos de espuma inferior a 30 kg/m³, como por ejemplo 25kg/m³ o 20 kg/m³ estos se hundirán mas rápidamente por lo que el colchón tendrá menos duración de vida (aquí el problema de los colchones económicos). Si hablamos del núcleo de muelles, hay que diferenciar entre el muelle bicónico (tradicional) y los muelles ensacados. Al igual que en el caso de los núcleos de espuma, en los núcleos de muelles pasa lo mismo. El muelle bicónico o tradicional resiste menos el peso, debido a su escasa independencia de lechos, por lo que estar los muelles unidos entre sí, cualquier movimiento de un lado de la cama se transmite al otro lado, generando además un ruído muy incómodo en las horas de sueño. En cambio los muelles ensacados, que se están utilizando cada ve más en la actualidad, son muelles totalmente independientes y que están embolsados individualmente, por lo que la independencia de lechos es plena y no se transmite ningún movimiento de la persona que duerme al lado, evitando así los ruidos que provocan los muelles por el roce. La durabilidad de vida de los colchones de muelles ensacados es mucho mayor y en Camaloft además te ofrecemos 5 años de garantía, como por ejemplo en el modelo de colchón Goya y Premium.


Dejando a un lado el núcleo, si hablamos del material que le darían al colchón más confort tenemos la viscoelástica, que es una espuma que se adapta al cuerpo que no produce la sensación de hundimiento, desarrollado por la NASA para reducir y proteger la presión de los cuerpos de los astronautas en el momento de aterrizar y despegar. Además la viscoelástica es un material termoadaptable, es decir, se adapta a la temperatura del cuerpo; y termosensible, por lo que se mantiene duro si la temperatura es baja y blando si es alta, es decir, duro al frio blando al calor. Al igual que los núcleos de espuma, la viscoelástica tambien va por densidad, por lo que cuanto mayor densidad más confortable será y más durabilidad tendrá el colchón.


Dado que la viscoelástica nos produce calor, no recomendamos a una persona calurosa tenga un colchón con muchos cm de viscoelástica, por lo que se le puede recomendar un colchón que lleve gel o grafeno, que ayudan a disipar la calor y eliminan las zonas de presión (modelo Viscogel y Viscografeno); o en tal caso un colchón de muelles ensacados, que dado a la ausencia de espuma, transpiran mucho mejor.







22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo